La mayor parte de los problemas en los pies de una persona que sufre diabetes surgen a raíz de la mala circulación de la sangre y de las alteraciones de los nervios. Uno de los problemas de pie más importantes e incapacitantes es la  artropatía de Charcot. Pero ¿en qué consiste?

El daño de los nervios (neuropatía) es una complicación de la diabetes que lleva a una pérdida de la sensación en el pie, haciendo que no noten si algo les roza o irrita pudiendo complicarse heridas tan simples como una ampolla. A esto le tenemos que añadir el daño en los vasos, que reduce el flujo de sangre en los pies, debilita el hueso y aumenta el riesgo de fracturas tardándose estas en identificar por la falta de sensibilidad

La combinación se conoce como pie de  Charcot y  provoca debilitamiento y deformidad progresiva en los pies del paciente. Siendo este uno de los problemas de pie más serios a los que se enfrentan los diabéticos.

Si no se aplica un tratamiento, el Pie de Charcot puede llegar a producir desviación de las articulaciones y rotura ósea, impidiendo al paciente que pueda caminar con normalidad. Los pacientes con esta anomalía no suelen tener dolor pero si otros síntomas como inflamación del pie, enrojecimiento, cambios en la forma de los huesos…

La causa principal del Pie de Charcot es la diabetes. Las personas con diabetes deben prestar siempre una atención especial a la salud de sus pies, ya que es una de las zonas que más riesgo tienen de sufrir alteraciones debido a su neuropatía. Es importante realizarse revisiones preventivas para evitar el Pie de Charcot en tu podólogo habitual siendo estas el tratamiento más efectivo.

Otros artículos

Busca tu Negocio Local

Prueba a realizar tu búsqueda de nuevo

Categorías

¿No sabes nada sobre el negocio que quieres encontrar?

Prueba la búsqueda por categorías